Bosch le explica cómo elegir un buen detector de movimiento para maximizar su inversión

Bosch le explica cómo elegir un buen detector de movimiento para maximizar su inversión
Fuente: Bosch

Bosch le explica cómo elegir un buen detector de movimiento para maximizar su inversión

Los sensores de movimiento, comúnmente conocidos como PIR, son la piedra angular en la que se soportan muchas instalaciones de sistemas de alarma hoy día. Pensar que todos son iguales y que cualquier detector hará el trabajo es dejar una gran brecha de seguridad, especialmente en sitios donde la protección es crítica. 

Seguramente, la mayoría de las personas han observado en el comercio la amplia gama de sensores de movimiento disponibles, y han caído en el error de creer que, más allá de su tamaño físico o alcance, no existen diferencias significativas entre ellos. Esta percepción es común entre muchos. Sin embargo, hay individuos que están muy familiarizados con las capacidades de estos dispositivos; son aquellos que buscan aprovecharse de lo ajeno. Estas personas emplean diversas estrategias para intentar burlar los sistemas de detección y acceder a lugares sin ser detectados. El propósito de fabricantes como Bosch es ofrecer tecnologías diseñadas para resistir tales intentos de engaño.

TriTech sube el nivel de rendimiento y fiabilidad

Los detectores de energía infrarroja pasiva (PIR) son dispositivos que detectan movimientos en un área al captar la energía infrarroja emitida por el calor corporal. En todas sus líneas de detectores PIR, Bosch incorpora la tecnología Tritech. Estos detectores TriTech utilizan un análisis de movimiento dual, que combina la tecnología PIR con el radar Doppler de microondas. 

El radar Doppler de microondas emite niveles bajos de energía de microondas y busca cambios en las señales a medida que estas regresan. Solo cuando ambas tecnologías de sensores se activan simultáneamente se genera una alarma. Con TriTech, Bosch introduce una tercera tecnología para obtener resultados aún más precisos mediante un procesamiento de señales avanzado. 

El algoritmo avanzado de procesamiento de señales analiza de manera inteligente el movimiento para ofrecer una respuesta casi instantánea a los intrusos, al mismo tiempo que es capaz de discernir cuándo ignorar las activaciones de falsas alarmas en diversas condiciones ambientales.

En este video puede observar cómo funciona la tecnología Tritech:

Integración de información de sensores

Cuando los requerimientos del cliente son muy exigentes, se puede considerar la ventaja de la línea más avanzada, la línea profesional. Los detectores de la serie Profesional de Bosch incorporan hasta 5 sensores en un solo equipo.

  • Sensor PIR de largo alcance
  • Sensor PIR de corto alcance
  • Sensor de microondas
  • Sensor de luz blanca
  • Sensor de temperatura

Bosch sensores movimiento 1

El concepto de recopilar información de múltiples sensores no es nuevo en el mercado. Sin embargo, lo que distingue a los detectores de la serie Profesional es cómo se aprovechan esos datos. En estos detectores, toda la información recolectada por los sensores se canaliza hacia un microprocesador que los analiza mediante un algoritmo avanzado. 

Este algoritmo es fundamental para lograr una integración inteligente que permite al detector ponderar los datos de los sensores y ajustar sus sensibilidades. Esto facilita la toma de decisiones precisas sobre si los datos indican o no una condición de alarma válida. Como resultado, se logra una mayor inmunidad a las falsas alarmas, sin sacrificar el rendimiento de detección.

Poniendo a prueba su inteligencia

Hablemos puntualmente de la inmunidad a la luz blanca. El sensor de luz integrado mide la intensidad de la luz que incide directamente en la parte frontal del detector. La tecnología de fusión de datos de sensores utiliza esta información para mitigar las falsas alarmas originadas por fuentes de luz intensa, como la luz solar directa o los faros de los automóviles. 

Escenarios de ejemplo

Bosch sensores movimiento 2

Luces de un vehículo: Los faros delanteros pueden iluminar la ubicación de montaje del detector. Debido a que los sensores PIR son sensibles a ligeros cambios de temperatura, detectan los faros tanto a corto como a largo alcance. Por supuesto, el sensor de luz blanca también detecta las luces. La clave para este escenario, como se ilustra en la gráfica anterior, es la sincronización de los datos de los sensores PIR y el sensor de luz blanca. El calor y la luz cambian en conjunto cada vez que los faros pasan por el detector. El algoritmo del microprocesador identifica esta sincronización y determina que no es una condición de alarma válida. El sistema de seguridad no entra en alarma.

 Ladrón con linterna: Un ladrón intenta engañar al detector para que no active la alarma utilizando una linterna. Debido a su ubicación, el ladrón aparece sólo en el sensor PIR de largo alcance, no en el de corto alcance. Y como la perturbación se detecta a larga distancia, la sensibilidad del sensor de microondas aumenta y su umbral de alarma disminuye. Lo más importante es que el algoritmo del microprocesador reconoce que los datos del sensor PIR, el sensor de luz blanca y el sensor de microondas no están sincronizados y determina que se trata de una condición de alarma válida. El sistema de seguridad entra en alarma. 

Conozca más sobre las ventajas de los detectores de movimiento Bosch haciendo clic aquí.

¿Más Información?

¿Le interesa más información sobre algún producto mencionado en esta nota?

Escríbanos

Le pondremos en contacto con un experto representante de marca quien lo ayudará.

Noticias relacionadas